Aktuelle Nachrichten | Ferienhäuser | Newsarchiv | Interne Suchmaschine | Email an uns



Diario de la erupción del San Juan, narrado por Carlo


              


Los antecedentes: movimientos sísmicos en La Palma

Hoy es el 12 de junio de 1949
A decir verdad ni remotamente me hubiera imaginado que hoy y todos los días siguientes se pudieran encontrar en éstas honorables páginas. De esta manera se puede ver como pasa el tiempo, cuando se trata de viejos recuerdos empolvados. Y repentinamente se detuvo el tiempo, y todo estaba ahí otra vez, como si hubiera sido ayer.
Y ese año pasó otra vez! Julio y yo estábamos de nuevo con los viejos buenos recuerdos, caminamos hasta la montaña y visitamos los lugares secretos. Comenzamos nuestros relatos, nuestros recuerdos se espesaron, un sutil velo se posó sobre Las Manchas y observamos otro paisaje. Hoy es el 12 de junio de 1949. Mi tío Gregorio, está casado con la hermana de mi madre, y está de visita en lo de mis abuelos. Ellos se llaman Maria Marlene y Manuel. Mi madre está con Almodena en la laguna. Tengo que recoger patatas con Ana, la hija de Almodena, o sea mi prima. Ana es mayor que yo y no mueve un dedo, además es muy fina, pues, es que vive en Las Indias. Ella ya no va a la escuela, lo que seguramente lleva a que de todas maneras no puede hacer nada, salvo mirar de reojo a muchachos mayores, como por ejemplo al hermano de mi amigo Julio, el vecino de al lado. Tomo mi cesta y llevo mis patatas a la casa. Mi tío Gregorio es mi tío verdadero. Él trabaja en el faro de Punta Fuencaliente y como esta semana van a repararlo, está de franco. Cuando él narra, nunca me canso de escucharlo: "Sí - dice él, todo comenzó en febrero". En realidad no me di cuenta y pensé que seguramente debía haber bebido demasiado, pero después ellos contaron que realmente en el pueblo se había movido todo. En cambio en marzo, los terremotos habían sido vehementes. Y siempre se repetían. El mar se volvió de otro color y se movía raramente de un lado para el otro y del Abraham se desprendieron campos hacia abajo.
Estábamos todos afuera cuando el faro comenzó a saltar para arriba y para abajo. Pero en realidad éramos nosotros que nos desplazábamos de un lado al otro. Lo cierto es que la casa estaba toda llena de grietas y la torre estaba bastante inclinada, al menos eso me parecía a mí. Ya lo han reparado de nuevo"- "¿Y si nosotros en Los Llanos también tenemos un terremoto?" -pregunté pensativamente. "Y... ¡esperemos que no! Pero todos dicen que hay mucha agitación en la montaña.
El agua de la Fuente del Tion parece que ha cambiado y el Nambroque trasgueaba, tenía duendes. Yo creo que el Martín o el Antonio va a entrar en erupción, pero quien sabe, en estos momentos está todo en calma." - "Yo quiero ver cuando un volcán escupa fuego, quizás entra en erupción el Birigoyo, ¿lo podemos ver desde la casa?" - "¡No, gracias!" dijo el tío Gregorio y empacó sus cosas. Él había traído pescados. "¡De todas formas las cosas no se ven bien para nosotros, aquí en Las Indias!" Mi madre y la tía Almodena venían de lo de los padres de Julio, descendiendo el camino. Julio es mi amigo. Tengo la idea que próximamente algo puede cambiar.

siguente día | volver

Los faros de Fuencaliente

Traducido de Alemán al Español por Silvina Masa


Wenn Sie noch Fragen haben, rufen Sie uns jederzeit an oder schicken Sie uns ein Fax oder eine Mail!
Ihre Familie Ingrid & Mathias Siebold
Calle el Torreón 5/7
E-38750 El Paso
La Palma, Islas Canarias, Spanien
Tel & Fax von Deutschland: + 34 922 497216
email: m.siebold@la-palma-urlaub.de
Kanarische Ferienhäuser auf La Palma